• En la I Jornada Unitaria se reclama combatir la infrafinanciación de los centros concertados hasta llegar a la gratuidad de los cursos.
  • Se emplaza a todas las formaciones políticas a iniciar un diálogo constructivo y combatir los populismos que quieren acabar con el pluralismo educativo.

Barcelona, ​​25 de abril de 2019-. La Escuela Concertada reclama una mejora de financiación, estabilidad y creación de espacios constructivos para afrontar los retos educativos del futuro en Cataluña. Durante la I Jornada Unitaria, las cuatro patronales de la Escuela Concertada han reclamado que la LEC sea un marco legal inalterable debido al amplio consenso que se alcanzó durante su aprobación en el año 2009. Este posicionamiento llega el mismo día que el Tribunal Constitucional haya anulado hasta 10 artículos de la Ley. La Escuela Concertada también ha emplazado a todas las formaciones políticas a acabar con los discursos populistas que pretenden debilitar la educación concertada.

Bajo el título «El valor estratégico de la educación en Cataluña: presente y futuro», y con el objetivo de debatir sobre el modelo educativo catalán, el CosmoCaixa se ha convertido hoy en un punto de encuentro de madres y padres, asociaciones, escuelas concertadas y partidos políticos. «Las cuatro patronales nos hemos puesto de acuerdo para poner en valor el papel de la escuela concertada. No queremos agradecimiento, queremos reconocimiento «, subrayó Eva Salvà, Presidenta de la Asociació Escolar Catalana durante el discurso de inauguración de la jornada.

A día de hoy, la Escuela Concertada representa a más del 30% del alumnado catalán, cuenta con 700 centros educativos, 20.000 docentes y miles de familias. En este sentido, Pilar Contreras, Directora general de Centros Concertados y Centros Privados del Departament de Ensenyament del Govern de la Generalitat, ha puesto sobre la mesa los principales retos que debe superar la Escuela Concertada catalana. «Tenemos un problema de déficit económico importante que corre a cargo de las familias y gracias a estas podemos salir adelante», expresó.

La administración pública dedica 880 millones de euros en la Escuela Concertada y, de estos, 800 son para nóminas y 80 para gastos de funcionamiento. En total, esta aportación representa el 17% del presupuesto público y cubre el 33% del alumnado de Cataluña. «Estamos cansados ​​de ser el chivo expiatorio del sistema educativo», remarcó Carlos Camí, Presidente de la Confederació Catalana de Centres Autònoms d’Ensenyament, en referencia a los discursos populistas que critican a la escuela concertada.

Finalmente, el secretario general adjunto de la Fundació Escola Cristiana, Miquel Mateo, y el vicepresidente de la Federació Catalana de Centres d’Ensenyament, Jordi Garcia, han cerrado el acto recordando que la Escuela Concierta bebe de una tradición casi centenaria, que el alumno sea el centro de la diversidad de proyectos educativos.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *